CIELO NARANJA, entrega del Premio TADRON

El 24 de abril de 2014 se presentó la 8º Edición del “Ciclo Teatro x la Justicia” y se entregó el Premio TADRON a JULIO FERNÁNDEZ PELÁEZ, autor de la obra “Cielo naranja”, seleccionada para ser representada en el marco del mencionado Ciclo con la dirección de Jorge Ducca.
JAVIER CÁNEPA, representante del Centro Cultural de España en Buenos Aires (CCEBA), recibió en nombre del autor el Premio TADRON que será entregado al autor en la ciudad de Vigo.

….

PREMIO-TADRON+

TRANSCRIPCIÓN:

En primer lugar, agradecer al TEATRO TADRÓN l–.c-cv a labor que realizan a favor de la difusión del teatro contemporáneo, y también, en lo que hna mí me toca, la concesión de este premio por CIELO NARANJA.

CIELO NARANJA es una obra que gira en torno a la delicada temática de la violencia de género, y en ella subyace la pérdida de identidad, y de la propia vida, a causa de la explotación, la trata o el tráfico de mujeres en sociedades autodenominadas avanzadas.

La estructura de la pieza responde a un paisaje de cuadros diferentes en los que se exploran a su vez distintas texturas y formas dialogales, todas ellas inmersas en un premeditado lirismo.

Desde su obstinada incompletud, CIELO NARANJA se abre al subtexto y a la oquedad, a un “dejar hablar” antes que a la exposición didáctica, con personajes que huyen de la simplicidad y que despliegan expectativas que sólo el espectador podrá cerrar.

Es el espectador, en consecuencia, el responsable último de su interpretación, y hacia él se dirige la mirada política que en el texto se adivina.

No lo negaré. Si hay una secreta intención en la escritura de CIELO NARANJA, esa es política, no sólo en lo que se refiere a la voluntad de situar en escena problemáticas que nos afectan, sino en el interés de que esa afección se convierta en acción, en reflexión activa y en defensa de los derechos de las personas.

A mi juicio, esta obra se inscribe dentro de una tradición humanista preocupada por cuestiones radicalmente éticas, y al servicio de una comunidad mediante su representación. Así al menos espero que suceda, siendo como es la representación, el principal objetivo artístico.

La literatura dramática, aún con amplias posibilidades de investigación estética, sólo materializa su auténtico ser en la escena, sólo es vanguardia en la medida que la corporalidad de los actores convierte a la palabra escrita en palabra para ser dicha, pensada y vivida; y es por todo esto que pienso que la transformación que acontece en ese lugar llamado teatro sobrepasa siempre el solitario juego de la escritura.

TEATRO TADRÓN ha apostado por un teatro cada vez más necesario, tanto para el sociedad como para el propio devenir del arte del teatro, pues en su regreso al compromiso ideológico, permite que el teatro pueda reencontrarse con su antigua función agónica, donde la disputa es lucha heroica por recuperar la memoria de lo que fue conciencia.

La esperanza es el sueño del hombre despierto, decía Aristóteles. Pero hay que despertar para poder tener esperanza, podríamos añadir nosotros. Y en esa labor de despertarnos y despertar a los otros, estamos quienes nos dejamos el sueño en las palabras, en esas palabras que son capaces de permanecer en el aire de forma dramática.

Gracias de nuevo TEATRO TADRÓN por celebrar un nuevo encuentro por la justicia, para la justicia.

 

Julio Fernández Peláez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s